Pompeii

¿Cómo se pasa de vender zapatillas en una furgoneta a convertirse en uno de los referentes de la moda española? El secreto lo tiene Pompeii, una marca que empezó en 2014 vendiendo solamente sneakers y ahora ofrece camisas, sudaderas y otras prendas, siempre con su diseño impecable, duradero y el colorido que les caracteriza.

Pompeii es una de las marcas más inspiradoras que conocemos, con un mensaje de transparencia, una identidad reconocible y que han sabido pasar del mundo online al offline sin despeinarse. Bueno, casi, porque a ellos la pandemia también les ha dejado secuelas, como el cierre de su tienda en Bilbao del que se han repuesto a toda velocidad con un mensaje de optimismo que traspasa toda su estrategia de comunicación. “Nos vamos por fracaso. Nos hará mejores.” decía el cartel que colgaron en la puerta.

¿Cómo han conseguido sobreponerse a este “fracaso”, según sus propias palabras? Dedicándole más tiempo a lo que mejor saben hacer: diseñar y vender moda.

Hace solo unos meses que Pompeii realizaba sus informes de gastos a través de un Excel, recopilaban montañas de tickets y perseguían las transacciones de diferentes tarjetas corporativas de varios bancos, todo ello realizado por una sola persona que perdía horas de sus semanas para organizarlo todo.

Fue esta persona la que tomó la decisión de contratar Fuell desde la administración, y desde entonces tarda minutos en cerrar todos los gastos del mes, pudiendo dedicar su tiempo a las tareas que importan. 

“Desde que empezamos a usarlo, nuestra eficiencia en el proceso de gastos es del 100%. Conseguimos tener todos los gastos cerrados a final de mes en un tiempo récord.”

El problema: tener más tiempo para las tareas que importan

Varias personas realizando compras para un mismo proyecto (por ejemplo shootings del equipo de marketing), con diferentes proveedores y perseguir los tickets en diferentes formatos conllevaba muchas horas de trabajo, a las que había que sumar el tiempo dedicado a poner todos los datos en hojas infinitas de Excel. En Pompeii lo recuerdan así:

“Las montañas de tickets se nos acumulaban en la oficina, había que perseguir a la gente para conseguirlos.”

Otro de los problemas a los que se enfrentaba Pompeii era tener un gran número de suscripciones y gastos online, que eran difíciles de controlar. 

“Teníamos muchas suscripciones, pero cada uno gestionaba las suyas propias, muchas veces compartiendo tarjeta. Esto suponía un problema de visibilidad y seguridad.”

La solución: una solución tecnológica que hace el trabajo automáticamente

La propia aplicación de Fuell se encarga de recordar al equipo de Pompeii que hagan una fotografía al ticket al realizar cada gasto. Gracias a la homologación de la Agencia Tributaria, en Pompeii ya no tienen que preocuparse de entregar y guardar los tickets.

“Pagamos con la tarjeta y automáticamente tienes una notificación en el móvil recordándote subir el ticket. No tener que perseguir al equipo, es una alegría para todos.”

Ahora la app de Fuell realiza todo el proceso de gestión de gastos. En Pompeii usan las tarjetas Fuell, indican en la app en qué presupuesto se carga el gasto, hacen la fotografía al ticket y ya está. Pueden dedicarse a lo que verdaderamente les hace felices sin tener que perseguir a sus compañeros.

“Con Fuell el proceso de gestión de gastos muy sencillo e intuitivo.”

Además, ahora tienen una tarjeta virtual para cada suscripción, lo que les ofrece más seguridad, visibilidad y control sobre todas las suscripciones de la compañía.

¿Quieres que tu pyme también deje de usar Excel para controlar sus gastos? Rellena este formulario y te contaremos lo que puede hacer por ti Fuell.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.